¿Se resquebraja el imperio Apple?

¿Se resquebraja el imperio Apple?

El Imperio Apple, intocable en los últimos años, muestra síntomas de desaceleración a medida que se frenan las ventas de móviles inteligentes iPhone y bajan los ingresos por primera vez en trece años.

La confirmación que no todo es tan positivo como la imagen de marca y el marketing de Apple reflejan, ha llegado de una noticia que ha sido portada en medio mundo: Alphabet (Google) ha superado a Apple en capitalización de mercado, algo que no sucedía desde 2010.

Vaya por delante que es bastante atrevido hablar de “caída” o “desmoronamiento” del imperio Apple, en un compañía capaz de facturar 75.000 millones de dólares al trimestre, obtener unos beneficios de 18.400 millones de dólares y acumular una “calderilla” de 200.000 millones de dólares. De hecho, no hay ninguna empresa de tecnología que pueda ofrecer esas cifras.

No por ello Apple está exenta de problemas y ello se ha reflejado en una gran caída de su valor en bolsa perdiendo decenas de miles de millones de dólares en valor de mercado. El principal de los problemas (que no el único) es la enorme dependiencia de iPhone porque sus ventas representan dos tercios del total de sus ingresos. Ello implica que el descenso de venta de móviles tenga un efecto tan directo en los resultados. Algo que ha sucedido por la caída del mercado chino, el aumento del valor del dólar y la saturación del mercado occidental. Ni los más fieles a Apple están dispuestos a pagar 700 euros para cambiar de móvil cada año cuando no obtienen novedad significativa alguna.

iPhone

hemos repasado la caída brutal de ventas de tablets iPad y la más moderada de ordenadores Mac.  Los tablets Apple dominaron el sector en 2015 pero con pérdidas del 24 por ciento. El reloj inteligente Watch, ha logrado encaramarse al primer puesto de su segmento pero sus ventas están muy por debajo de lo previsto por la compañía. Ninguno de ellos puede hoy compensar la pérdida de ingresos de iPhone.

También comentan los cambios en la cúpula ejecutiva realizados a finales de año, los mayores desde que Tim Cook accediera a la jefatura, anunciando “nuevos tiempos” y preparándose para una etapa de estancamiento.

Frente a una compañía de móviles como es hoy Apple, con la venta de producto al cliente final y la rentabilidad como único objetivo, algunos analistas lo comparan con la estrategia de Alphabet, que además de hacer un gran negocio con sus productos conocidos de Google en Internet, búsquedas y publicidad, “pierde” dinero con otras divisiones como Google Ventures, Google Capital y Google X, que se dedican a actividades tan diversas como los coches autónomos, las gafas de realidad virtual Glass, a las redes con Fiber, a productos IoT con Nest, la biotecnología, y en otros de gran importancia en el futuro.

En las conclusiones, se preguntan si Apple debe ir más allá de la estrategia total a venta de producto e invertir parte de su cuantioso efectivo en este tipo de proyectos, menos rentables a corto plazo pero de gran futuro, véase la realidad virtual, los coches inteligentes o la biotecnología.

Confiar todo a la venta de móviles puede ser un problema porque torres más altas (y más pequeñas) han caído, véase Nokia, Motorola o la situación de BlackBerry o HTC que no apuntan nada bueno.

Fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.